London Grammar, ¿por qué no os había conocido antes?

Como ya dije en anteriores posts, últimamente las voces femeninas me están llamando la atención más de la cuenta y mientras le busco un significado científico a esto, London Grammar ha pisado fuerte en mis oídos. Y no entiendo cómo un grupo así ha podido pasar desapercibido en mi vida durante tanto tiempo. Antes ya había oído hablar de ellos, incluso había escuchado algún tema en algún spot publicitario, pero nunca me había parado a escuchar su tremendo álbum. Lo peor de todo es que no es un grupo de rabiosa actualidad ya que hace unos años que salieron (2012 o 2013). La primera vez que les escuché me recordaron a Portishead (para mí, el claro referente de este tipo de música que está presente en varias formaciones). De todas formas, si tuviera que definir con una palabra a este trío, sería “precioso”.

Su estilo no es novedoso, pero es atractivo y ocultista. Mezclan música electrónica, guitarra, tambores, piano, batería y algún que otro instrumento. También incluyen elementos orquestales que les aporta un cierto aire de credibilidad y de calidad, de grupo real y de futuro. Inevitablemente, su atracción no viene únicamente por su música, sino, en gran parte, por su vocalista con voz de mezzo-soprano Hannah Reid. Es obvio que ella le da el toque diferente al grupo y una estética atrayente. No desmerezco para nada a Dot Major y a Dan Rothman. Ellos también son muy buenos, pero el punto distintivo es mérito de ella.

En directo no engañan, transmiten lo que son, hacen música de verdad. La voz de la vocalista es tal cual suena en las canciones  y los hombres-orquestra, pues eso, tocan todos los instrumentos que les apetece. Está claro que no son un grupo para grandes plataformas. Son una formación que transmite mucho a un público más reducido y que sabe qué va a hacer. Su puesta en escena también es sobria, no es ostentosa, todo se centra en la armonía de los sonidos y las voces. En definitiva, y no hay duda, crean música de verdad y se nota que la sienten.

Cuando escuches su único álbum en el mercado, If You Wait, tendrás un gran problema en decidir qué canción es tu favorita. Todas son obras de arte que te inducen a un estado de trance. A mí me transmiten esperanza, tanto de forma sensorial como musical. Yo destacaría dos canciones a las que no dan mucho bombo que: Stay Awake, un tema muy bien montado con un drum&bass que encaja a la perfección con la tonalidad del grupo; y Flickers, quizás el tema más movido y variado del grupo donde un tambor sorprende siendo la base central.

También me gustaría destacar otro tema, y es que me encanta que versionen Nightcall de Kavinsky. Adoro esta canción, es uno de los temas centrales de una de mis también películas favoritas, Drive, con nuestro querido Ryan Gosling. La versionan de una de las formas más bonitas que he escuchado, con un final bastante potente dentro de su estilo musical.

Para acabar, comentar que es un grupo al que todavía le falta un segundo álbum para saber hasta dónde pueden llegar, pero creo que con esta ópera prima tienen la mitad del camino hecho. Desde aquí solo pido una cosa y es que, por favor, si existen grupos como estos, no tarde tanto en escucharlos. ¡Sería un delito!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s