Va sobre intros

Con motivo del comienzo prometedor de la nueva temporada de True Detective, queremos hacer un repaso a las mejores canciones de cabecera de los últimos tiempos. El episodio que presenciamos ayer (tranquilo, puedes seguir leyendo, no hay spoilers) nos puso los dientes largos, a pesar de que la canción elegida (Nevermind) para esta nueva temporada no le llega ni a la suela de los zapatos de la primera, aunque sea del maestro Leonard Cohen. Hay que decir que la calidad visual está intacta, incluso es más oscura y te mete de lleno en la trama. Podríamos decir que es menos comercial pero no por ello peor, diferente, y verás que cada vez que la mires te enganchará más.

Nos gustaría añadir que principalmente no teníamos mucha confianza en esta nueva serie de ocho episodios ya que no seguía la historia de Rust Cohle y Martin Hart y no sabíamos por dónde irían los tiros. Casi estábamos más expectantes por saber que intro + tema aparecería que por la trama en sí. Pero nos hemos equivocado (de momento). Promete y mucho y cómo no, el responsable de la banda sonora T.Bone Burnett no falla y lo podréis apreciar en cada fragmento del episodio.

A lo que íbamos. La primera temporada de True Detective nos dejó una de las mejores intros de los últimos tiempos. Con un tema que todavía aún recordamos automáticamente cuando vemos alguna imagen de Cohle. Far From Any Road de Handsome Family ya figura en el Hall of Fame de intros del mundo y puede ser estudiada en cualquier centro de arte (o por lo menos debería). Nos transmite ese olor a cigarrillo, pudredumbe, cerveza y polvo que tanto amamos en la serie. Es una de aquellas canciones que por mucho que pase el tiempo recordaremos y la ligaremos a la genialidad de la temporada 1.

Otro tema que nos atrapó mucho en su tiempo, sobre todo en sus inicios, cuando la serie tenía un argumento sólido y atrayente, fue el de Jace Everett, Bad Things, de la serie ya finalizada True Blood. En ella encontrábamos muchos de los elemento del porqué empezamos a mirar esa serie: iglesia, exorcismos, vampiros, sangre, erotismo, suciedad… todo mezclado en una pelota y ciertamente sacado adelante con un ritmo bastante pegadizo. Lástima que con el paso de las temporadas sus personajes se perdieran junto a la trama y cayera en picado con un final algo forzado. De todas formas es un auténtico temazo y un buen producto audiovisual.

La intro de Game of Thrones es quizás uno de los himnos frikis (o no) mundiales por excelencia. Puede aparecer en cualquier conversación, ringtone de móvil, fiesta, etc. Es tan pegadizo que no lo olvidarán incluso los no seguidores de la series. Ahora que estamos huérfanos de esta sintonía, nos gusta refrescarla y así ya podemos ir pensando en abril del 2016 donde volveremos a escucharla en todo su esplendor (o no, quizás ya llegue el invierno de una vez por todas). Visualmente está ejecutada de una forma muy inteligente, añadiendo nuevos elementos cada vez que la aprecias y visualmente hace un recorrido bastante exhaustivo por todas las localidades de Westeros para que nunca te olvides de su geografía.

American Horror Story y sobre todo sus dos primeras temporadas acojonan y deleitan por partes iguales, es decir, a grandes dosis. La serie americana acompañada siempre de grandes protagonistas y tramas truculentas nunca deja indiferente y si además le añadimos la intro dark de cada episodio, hacemos el remate final. Esta intro repleta de acordes y ruidos tenebrosos es la cabecera más terrorifica de todas las que hemos escuchado y visto. No servirá de nada que te tapes los oídos o los ojos, es igual. Te entrará un mal rollito que desearás que se acabe.

Tenéis razón, no es una canción propiamente dicha, pero seguro que coincidís en que juntando todos los elementos logra transmitir terror y, por lo tanto, en este caso, un resultado casi perfecto. Y para acabar, ¿quí seguidor de la saga no le ha dado un susto a alguien tarareando el tararara chuchichu de la intro? Yo sí.

Y para acabar, un clásico, la sitcom por excelencia Friends y su tema que ya ha pasado a la prosperidad y todos hemos eschuchado, I’ll Be There For You de The Rembrandts (grupo del que nunca hemos vuelto a oír nada). Esta es la canción perfecta para la serie, dotada de buen rollo y ritmo. A pesar de que su estética de los años 90 y del posturéo, no se trata de una obra de arte, aunque sí es resultona. Ver a sus protagonistas haciendo el panoli y mojándose en una fuente era lo que se llevaba en la época, y divertido. Ya era lo que se quería transmitir así que todos contentos. Friends siempre la llevaremos en nuestro corazón y su banda sonora nos acompañará siempre.

Aquí acaba este breve repaso, pero tranquilos que no será el último porque somos una serieadictos e iremos descubriendo nuevos temas e incluso rememorando cabeceras más antiguas,. Porque no nos olvidamos de Vacaciones en el Mar, Las chicas de Oro, Padres Forzosos o Cosas de casa. Pero todo a su tiempo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s