Jamie vs Franz & Sparks

La inminente edición del festival Cruïlla Barcelona, que se celebrará dentro de dos semanas (10, 11 y 12 de julio), viene con un cartel más que importante (como ya es de costumbre) con nombres muy variados y de diferentes estilos, vease el rapero Kendrick Lamar, los indies Of Monsters and Men, el solista Aloe Blacc, el hijo de Bob Marley, Asaf Avidan, etc. Es por esto que mi cuerpo ha creado una especie de lucha interna para ponernos poéticos entre mi corazón y mi cabeza. En mi corazón habita el incombustible hombre orquestra Jamie Cullum y en mi cabeza no paran de sonar los festivos y adictivos Franz Ferdinand & Sparks. Estos dos artistazos son cabeza de cartel del festival, motivo por el cual se convierte automáticamente en un evento de los más interesantes y de más calidad de este verano. No me gustaría para nada despreciar a los otros artistas que aparecen en el cartel, pero no hay duda de que toda la atención recae en el británico, los escoceses y los americanos.

¿Por qué tengo ese dilema? Cullum es para mí uno de los mejores músicos de nuestra generación y he tenido el privilegio de verle actuar en dos recintos totalmente dispares. En los dos demostró ser todo un artistazo y salí de sus conciertos con un sabor de boca insuperable.

Hace tiempo que quería hablar de Jamie en este blog, y qué mejor forma de hacerlo que con motivo de la celebración del Cruïlla. Pero entonces aparecieron en mi playlist FFS, un bombazo en toda regla que está revolucionando todos los festivales en los que están participando. Por lo tanto, inevitablement también quería realizar un post sobre ellos. Finalmente he decidido mezclar los dos conceptos y dejarme de dilemas porque juntar dos cosas así no puede estar nunca mal en la vida.

Como ya os comento unas líneas más arriba, el sr. Jamie Cullum es una de mis debilidades y más después de ver sus directos, donde se deja la piel y suelta todo su arsenal musical e interpretativo. Ya casi todo el mundo le conoce por sus hits mundiales relacionados con una cerveza de marca española o por reinterpretar una canción de la famosísima cantante de Barbados (Rihanna para los amigos), pero yo quiero que la gente no se quede con este registro ya que creo que no es el que a él le viene bien (musicalmente hablando).

El británico ha demostrado ser un camaleón que fabrica canciones jazz con pop comercial para todos los públicos y después hace lo que quiere encima del escenario. Toca su característico piano, pero no sólo las teclas: lo toca todo literalmente y luego es capaz de improvisar con su peculiar voz y lo mezcla todo con un carisma que provoca que no puedas parar de aplaudir y que el vello se te erice y te quedes sin palabras. Además lo hace todo de forma muy natural y con un carisma que sólo hacen los grandes artistas.

Por otra parte, sus discos son de demasiada perfección musical. De acuerdo que es un genio y no se guarda ningún as en la manga, pero el enfoque, para mi gusto, está muy dedicado al gran público. A pesar de esto, no dejaría de escuchar nunca su último álbum, Interlude. Para gustos, los colores. Recomiendo que nadie en este mundo se pierda un directo de este artista. ¿Qué mejor sitio que en Barcelona y en el Cruïlla?

Cambiando radicalmente de gusto musical, y este ya se adapta más el mío, Franz Ferdinand & Sparks han llegado hace muy poco tiempo y en principio podía parecer una fusión un tanto extraña. Un grupo escocés de los más conocidos de los últimos años, con un dubitativo seguimiento musical, se encuentra a otro de origen americano de los años 70 y deciden crear FFS, una maravillosa conjunción de aires retro y modernos creada para deleitar las cabezas y oídos de muchos y destrozar los pies de otro de tanto brincar.

Nadie esperaba que el resultado fuera tan bueno. Yo que había dejado a Franz Ferdinand en su primer álbum me encontré con esta joya que no paro de escuchar y que en directo lo están haciendo muy bien. No he tenido el placer de verles pero según auténticos melómanos del indie es un espectáculo que no hay que perderse y yo tampoco lo voy a hacer, es una de las grande atracciones del cartel.

No pararía de hablar de todos estos genios, pero las palabras se las lleva el viento y vale mucho mejor saborear el presente y pasar un buen momento disfrutando de las grandes sensaciones que ofrecen estos grandes músicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s