15151: profetas en su tierra

Que Vetusta Morla se han ido más allá de lo mainstream es algo que ya podemos dar por sentado. Se ha cumplido lo que los fans de siempre (de verdad, existimos, no es postureo) temíamos: se han hecho demasiado grandes. Tanto que suenan en Europa FM, llenan estadios, publican discos con El País y van a llegar hasta a los cines.

Y es que cada escalón que suben, cada paso más que avanzan, provocan en mí un gesto de desaprobación. Supongo que no soy la única que no quiere que el resto de mortales tengan tantas oportunidades de descubrir algo que asumo como íntimo, que forma parte de mis mejores y peores momentos. Me considero una persona generosa, pero no tanto. No al nivel de compartir con miles personas algo mío.

Pero no ha sido así, mis deseos no se han cumplido, y Vetusta Morla se encuentran en la estratosfera del indie-rock español, una altura que se han ganado con metáforas infinitas, directos impecables y energía contagiosa. Y con todo esto llegó mayo, el momento de enfrentarse a su primer gran concierto en el Barclays Center de Madrid. Vetusta Morla, como buenos profetas en su tierra y con el sold out bajo el brazo, predicaron con su música ante 15000 personas. Y esa noche explotó todo.

Las secuelas de esta velada profética las han plasmado en su recién editado 15151, el disco que sirve como demostración física de que aquella noche fue real y un recuerdo más para los que llevamos acompañándoles desde hace tiempo. Una oportunidad de rememorar, tantas veces como se quiera, lo que esa noche significó para tantos.

Aunque el sonido del disco dista mucho del directo, ir viajando a través de estas canciones sirve como cápsula del tiempo. Te trasladas al momento en que te faltaba palacio de los deportes para moverte, en que te mordías el labio intentando frenar las lágrimas con Año Nuevo, al desenlace eterno y exquisito de La Cuadratura del Círculo, al punto y final y devastador que siempre marcan Los Días Raros. No conseguir apoyar el culo en tu silla durante dos horas. Ese sentimiento único que alcanzas con la música en directo, y que supone energía para días, está más cerca gracias a 15151.

Y a pesar de que mi cara se convierte en un poema cuando leo que van a salir con El País el domingo, o que Cinesa programa para el 3 de diciembre este mismo concierto en algunas de sus salas, ¿quién puede evitar poder disfrutar de su música una vez más y en los formatos que sean necesarios? ¿Es que esto le resta valor a su música?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s