Descubriendo a Algiers

*Artículo publicado en El Perfil de la Tostada

Uno de los descubrimientos más agradables del año para nosotros ha sido el grupo americano Algiers. Uno de esos grupos que escuchas por primera vez y es capaz de abrumarte, letra tras letra, acorde tras acorde, percusión tras percusión y golpe tras golpe.

De hecho, a los naturales de Atlanta, los descubrimos hace muy poco en el Primavera Club 2015. Sin duda fue uno de los platos fuertes del festival de grupos emergentes que se celebra en Barcelona. Los que asistieron ya saben cómo es la magnitud del asunto y saben de lo que hablamos. Todas las crónicas alabaron al grupo y no dejaron a nadie indiferente, sorprendieron derrochando fuerza y energía. También tuvieron la oportunidad de ser los teloneros de Interpol en su gira norteamericana.

No escondemos que las voces negras nos gustan: Leon Bridges, Ty Taylor de Vintage Trouble o Benjamin Clementine son un pequeño gran ejemplo de la actualidad, y más si destilan esa energía que es capaz de caracterizar a un grupo y darle garra. Además, música negra, soul y gospel mezclada con una electrónica con tinte oscuros al más puro estilo Depeche Mode de su época más dark. Resultado: música con sabor metálico, con olor a tabaco de mascar, polvo en el ambiente y sudor, todo bien mezclado para tener un producto único y de mucha calidad.

Lo que también llama mucho la atención de la banda y te atrapa irremediablemente es su rabia desatada, esa ira que reflejan sus letras y el tono en el que se interpretan las canciones. Esa lucha injusta que mantiene a la sociedad incomprensiblemente dividida y esas ganas que tiene el grupo por criticar acertadamente. Te transportan a otro tiempo y llenan tu cuerpo de rabia hacia las injusticias. Su música a veces puede parecer incómoda ya que es capaz de intimidarte y parecer agresiva. Bien podría convertirse en un grupo reivindicativo porque muchos de sus temas suenan a himnos y speechs revolucionarios. Y es que sabes que lo que quieren expresar es real e irremediablemente te sientes identificado.

Su álbum homónimo está en muchas de las quinielas a disco del año 2015, y no es para menos, ya que es una pieza de gran calibre. Pero hay que destacar especialmente uno de sus temas más punteros, “Blood”, una pista que muestra gran parte de lo que es el grupo en general y aúna todos los calificativos que os hemos enumerado al principio de este artículo. Recomendable escuchar con unos buenos auriculares y relajadamente. Hay que saborearlo.

Nos gusta comparar grupos, y ya lo hemos hecho más arriba. Pero insistimos en que en algunas canciones nos recuerdan a Depeche Mode, en especial “Iron, Utility, Pretext”, con esos sonidos metálicos tan característicos de la música electrónica de la época o, mejor dicho, del rock electrónico ¿O deberíamos decir soul rock electrónico?

Nosotros ya os dimos una pista de este grupo hace poco en nuestra Perro-list de James Bond Indie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s